MENÚ

Acciones clave para proteger al ciclista, ¿ya las aplicas?

proteger al ciclista acciones clave 1

Anteriormente, hemos dado algunos consejos que, como ciclistas, debemos seguir para rodar seguros por las calles, sin embargo, ahora es momento de que, como automovilistas, también sepamos algunas acciones clave para proteger al ciclista.

Cuando se maneja un carro y al mismo tiempo se tiene gusto por andar en bici, es más fácil empatizar con los ciclistas. Después de todo, se conocen los riesgos y las sensaciones de peligro a las que los segundos están expuestos.

Por el contrario, cuando únicamente nos trasladamos en coche, puede ser un poco más difícil crear simpatía hacia los usuarios de bicis. Por ello, en esta ocasión, te damos algunas recomendaciones para que juntos podamos tener una mejor convivencia vial.

Conduce con límite de velocidad para proteger al ciclista y al peatón

La primera regla es la más esencial y básica: respeta los límites de velocidad. Esta medida no solo te permitirá proteger al ciclista, sino también al peatón, a otros conductores y, por supuesto, a ti mismo.

No olvides que en zonas de hospitales, escuelas, parques, albergues y casas hogar, en México el límite de velocidad en estos lugares puede ir de los 20 a los 25 km/h, dependiendo el reglamento de tránsito.

Permite que el ciclista ocupe el carril completo

Si bien por seguridad la mayoría de los ciclistas prefieren circular orillados a la banqueta, estos tienen el derecho de ocupar un carril completo. Lo anterior no se trata de un capricho, más bien, tiene el objetivo de proteger al ciclista. Incluso, está estipulado en el artículo 17 del Reglamento de Tránsito capitalino.

Areli Carreón, alcaldesa de la bicicleta en la Ciudad de México (CDMX), indica que “al ocupar esa posición, como ciclista, eres totalmente visible. Evitas rebases a alta velocidad y se reduce el riesgo de un portazo”.

Cabe destacar que esta regla aplica cuando no existe infraestructura ciclista en la vialidad, es decir, ciclovías o carriles ciclistas. De existir, los usuarios de la bici deben circular dentro de ellos.

proteger al ciclista acciones clave 4

Arrebásalos, pero con mucho cuidado

Si bien los ciclistas pueden ocupar un carril completo, también puedes arrebasarlos, pero con mucha precaución. No obstante, al hacerlo deberás guardar una distancia lateral de, por lo menos, 1.5 metros.

Cabe destacar que puedes rebasar ocupando el carril contrario de forma total o parcial, haya o no una línea continua. Claro, esto último siempre y cuando tampoco venga un carro en sentido contrario.

No ocupes la ciclovía, está hecha para proteger al ciclista

Así como el ciclista debe ir dentro de la ciclovía cuando esta exista, y así evitar ir en el carril de autos, el automovilista tampoco debe invadir la ciclopista. No importa si es para estacionarse “solo un momento”. Este carril exclusivo no es estacionamiento para autos. De hecho, por esa razón están protegidos con barreras físicas, tales como confibicis o postes flexibles.

Si necesitas estacionarte, hazlo sobre el arroyo vehicular o en espacios de estacionamiento. Cabe destacar que, si lo haces sobre una ciclovía, puedes ser acreedor a una multa y hasta  arrastrado al corralón.

Cede el paso al ciclista, utiliza tus espejos y direccionales

Recuerda que, ante la ley, los peatones y los ciclistas tienen la preferencia de paso antes que los autos. Si necesitas girar en una esquina, antes de hacerlo, anúncialo con tus direccionales, mira tus espejos y cerciórate de que no venga ninguna persona en bici.

Si se acerca un ciclista o un peatón está por cruzar, disminuye la velocidad y cédeles el paso.

Nunca abras la puerta sin mirar atrás

Una de las mayores acciones con las que puedes proteger al ciclista es esta. Cuando estaciones, antes de que tú, como conductor, o tu pasajero abran la puerta, asegúrense de que no esté por pasar alguien en bici.

Uno de los mayores accidentes contra los ciclistas es el impacto contra las puertas de los autos. Esto ocurre cuando pasajeros o conductores abren la puerta repentinamente y ocasionan que el ciclista choque y caiga. Ten cuidado, pues si esto te ocurre, y si como automovilista tuviste la culpa, tendrás que hacerte cargo de los gastos médicos de la persona accidentada.

Respeten las reglas de tránsito.

Lo sabemos, todavía estamos muy lejos de contar con una cultura vial y un respeto mutuo entre las distintas personas que de una u otra forma transitamos por la calle. Los ciclistas también tienen sus propias obligaciones y responsabilidades, así como sus restricciones.

Te invitamos a conocerlas, además de seguir estas recomendaciones que te acabamos de dar para que, poco a poco, logremos una mejor convivencia.

Hasta la próxima. Rueden y conduzcan seguros.